ADEL–Sierra Norte apuesta por las energías limpias

/COMUNICAE/

El Grupo de Acción Local ADEL–Sierra Norte está apostando por la producción energética sostenible. Así, su Unidad Técnica gestiona toda la documentación necesaria para poder solicitar diversas ayudas vinculadas a este fin

Desde su presentación, el pasado verano, la Unidad técnica de ADEL Sierra Norte que integran Juan Llorente, ingeniero industrial, y María Muñoz, arquitecta, está asesorando a los ayuntamientos de la comarca para la obtención de posibles ayudas y subvenciones en materia de vehículos eléctricos, mejora de la eficiencia del ciclo urbano del agua, programa de incentivos ligados al autoconsumo y al almacenamiento con fuentes de energía renovable y el de energías térmica renovables, entre otras. Los técnicos no sólo prestan un servicio «a la carta», sino que también sugieren posibilidades a los ayuntamientos de la comarca que pudieran desconocer la existencia de ayudas que pueden beneficiarles.

Una de estas líneas de ayuda se está aplicando para estimular la producción energética limpia en ayuntamientos, personas físicas o jurídicas, cooperativas, comunidades de propietarios y comunidades energéticas de la Sierra Norte. Y como parte del Programa de Regeneración y Reto Demográfico del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, los fondos proceden, en último término, de la Unión Europea (UE), con el fin de caminar hacia una transición económica verde tras la pandemia de la COVID–19.

Para el desarrollo de las ideas que aspiran al Programa DUS 5000, uno de los que está en marcha  propicia ayudas, es necesaria «una inversión mínima de 40.000€», variando su cantidad según la envergadura del proyecto. «La cuantía económica será abonada una vez completada y justificada la actuación», por lo que los municipios deben contar con la suficiente solvencia económica para poder desarrollar los proyectos, un hecho que limita el número de municipios que pueden acogerse a este plan. Las ayudas, en cualquier caso, cubrirán el 85% o el 100% de la inversión, dependiendo del ahorro de energía conseguido en cada una de las propuestas.

Desde la Unidad Técnica del Grupo de Acción Local ADEL Sierra Norte, se han llevado a cabo 13 propuestas, cuyas temáticas van desde la mejora de la eficiencia energética de edificios; a la implantación de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo; pasando por la instalación de suministro de energía solar para alumbrado público de los municipios, o que «todo el consumo municipal–bombeo, alumbrado, centros sociales, edificios consistoriales, etc.– sea producido con energía solar», explica Juan Martín Llorente, uno de los integrantes de la nueva Unidad Técnica de ADEL–Sierra Norte. Así, este programa «no sólo se centra en lo fotovoltaico», sino que tiene una perspectiva más general, centrada en todo lo relacionado con «lo energético», su eficiencia, sostenibilidad y producción verde.

Además, hay que tener en cuenta que algunos ayuntamientos de la Sierra Norte, el coste eléctrico del alumbrado público y dependencias municipales supone hasta el 20% de su presupuesto total anual. Por tanto, la transición hacia energías renovables reduciría ostensiblemente los costes, pudiendo invertir el dinero en otros conceptos. «Este ha sido uno de los puntos clave», explica Llorente, aunque reconoce que «uno de los objetivos del DUS 500 ha sido la reducción de emisiones de efecto invernadero».

Ahora bien, «el ahorro económico es muy grande». De hecho, «ha habido casos de pueblos que, tras la subida del precio de la electricidad acaecida este año, nos han comentado que no sabían cómo iban a pagar el alumbrado de las calles». Por tanto, han visto las medidas propuestas por el DUS 5000 como una solución factible a dicho problema, gracias a la economía verde.

Una recepción muy positiva

Por tanto, este programa de ayudas ha suscitado mucho interés. Se han solicitado unos 3.600.000 euros, sólo para el espacio de la Sierra Norte de Guadalajara, desarrollándose todas las iniciativas en localidades de reto demográfico. El municipio más grande es Sigüenza, con 4.300 habitantes, pero la mayoría no llegan a 200 vecinos empadronados», detalla María Muñoz, técnico de ADEL–Sierra Norte a través de proyectos integrales.

Entre los municipios a los que ya se habría realizado algún tipo de apoyo desde ADEL–Sierra Norte se encuentran Angón, Campisábalos, Campillo de Ranas, Tortuero, Congostrina, Medranda, Las Navas de Jadraque, Cañamares, Tamajón, La Toba, Hiendelaencina, Bustares, Algora, Arbancón, Zarzuela de Jadraque, Sigüenza y Jadraque.

Y no sólo lo han hecho mediante la tramitación de la solicitud del DUS 5000, la cual implica la redacción de un proyecto completo con planos, memorias, auditoría, planes estratégicos o alegaciones, también han informado y desarrollando otros planes de interés, como el Programa de Energías Renovables Térmicas, el de Autoconsumo y Almacenamiento, Ayudas en materia de Rehabilitación Residencial y Vivienda Social o las Ayudas de Promoción de Estilos de Vida Saludables. Desde ADEL–Sierra Norte se realiza todo el proceso de petición junto con las entidades solicitantes. Se trata, en consecuencia, de un acompañamiento total en todo el proceso.

De esta forma, las localidades beneficiadas por estas subvenciones están mostrando un gran interés por las mismas. «La acogida está siendo muy buena, teniendo en cuenta la cantidad de dinero que los municipios se pueden llegar a ahorrar», explica María Muñoz. «Ha habido localidades que, tras mandar las primeras comunicaciones informativas desde ADEL–Sierra Norte, su respuesta positiva ha sido casi inmediata», añade.

Sobre todo, si se tiene en cuenta tanto el ahorro que supone durante un largo periodo de tiempo. Por ejemplo, «las placas fotovoltaicas se suelen garantizar por 25 años, aunque hay modelos más antiguos que siguen funcionando a la perfección. Son muy resistentes», concluye Muñoz. En consecuencia, el DUS 5000, mediante su financiación, estimula la implantación de medidas y tecnologías duraderas, que permiten conservar el medio ambiente, al mismo tiempo que estimulan la frugalidad presupuestaria.

A esta iniciativa, solicitada en el marco del programa DUS 5000, la Unidad Técnica de ADEL Sierra Norte une ahora la tramitación para los pequeños ayuntamientos que, de otra manera, no podrían hacerlo de la «segunda convocatoria de ayudas entornos saludables».  

Así, Juan Martín Llorente y María Muñoz  van a solicitar estas ayudas para los municipios de Bustares, Robledo de Corpes, Arbancón y Angón, sumando una cantidad aproximada de  650.000 €. Las ayudas irán destinadas a la ejecución de actuaciones destinadas a subvencionar proyectos dirigidos a la creación o rehabilitación de espacios saludables en las localidades que integran la Red Española de Ciudades Saludables.

De esta manera, el Grupo de Acción Local, ADEL Sierra Norte ha tramitado, para, fundamentalmente pequeños municipios de la comarca, ayudas por importe de 4.2 millones de euros a fin de dotar sus sistemas con energías limpias, así como para la creación de espacios saludables.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico