La tendencia «dogfriendly» y el aumento de la demanda de casas rurales con perros, por Casa Rural La Pizarra Negra

/COMUNICAE/

En la actualidad, más de 5 millones de españoles comparten sus viviendas con animales domésticos, convirtiéndose estos, en un miembro más de la familia. La limitación a la hora de poder realizar actividades cotidianas con perros ha hecho llegar el movimiento «dogfriendly» a España. Según Rafa Martí, propietario de la Pizarra Negra, esta filosofía ha provocado un aumento considerable de la demanda de casas rurales con perros, requisito indispensable para muchos en el momento de buscar alojamiento

Situación dogfriendly en España
Cada vez son más los establecimientos españoles que reciben con agrado a perros y propician el poder pasar tiempo de calidad con ellos. Aunque España no es pionera de la corriente dogfriendly y su situación actual aún dista mucho de otros países europeos, el esfuerzo vehemente por adaptarse rápidamente a esta iniciativa es un hecho. Es más, solo es necesario echar la vista atrás unos años para darse cuenta de todo lo conseguido hoy en día.

La concienciación sobre el concepto «amigos de los perros» y el aumento de solicitudes a nivel nacional ha provocado que un gran número de negocios y alojamientos se planteen la necesidad de dar respuesta, incluso, llegando a reclamar cambios en la normativa, recursos y servicios para fomentar una convivencia respetuosa entre canes y habitantes.

Según afirma el propietario de Casa Rural La Pizarra Negra, todavía son muchos los impedimentos legales a la hora de permitir la entrada a perros según que establecimiento o servicio, pero confía en la comprensión ciudadana y en la creación de espacios que aporten facilidades para garantizar una vida en armonía.

Aumento de la demanda de casas rurales con perros
Como era de esperar, el turismo característico del territorio español ha provocado que el movimiento dogfriendly llegue a las casas rurales. El deseo de los huéspedes de compartir la experiencia, de disfrutar de la naturaleza junto a sus fieles compañeros ha originado que muchos alojamientos rurales tengan que adaptarse para atender las necesidades de sus invitados, creando así, espacios adecuados para acomodar todo tipo de razas caninas en sus propiedades.

Según explica Rafa Martí, y aunque hace años La Pizarra Negra daba la bienvenida a mascotas, en estos dos años ha experimentado un notable incremento en el número de reservas, siendo más de un 50% de estas, reservas con perros.

Por tanto, la Casa Rural La Pizarra se suma a este incipiente movimiento y defiende que disfrutar de una casa rural con perros aporta un valor añadido a la vivencia. Para ello, cuenta con un terreno de más de 900 m² cercado, rutas ideadas para compartir con perros y no realiza restricción ni de número ni raza a la hora de aceptar una reserva, además de darles siempre el espacio que se merecen, esto es, como uno más de la familia.  

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico