Que todos los vean: la impresión de gran formato de Deimprenta es la clave del éxito de muchas empresas

Que todos los vean: la impresión de gran formato de Deimprenta es la clave del éxito de muchas empresas

Las constantes transformaciones que viven las artes gráficas y el diseño han generado una mayor respuesta a los interesados en la impresión. Gracias a novedosas propuestas tecnológicas es posible imprimir en dos formatos diferentes: impresión de gran formato y a pequeña escala. Ambos métodos deben responder a las exigencias adecuadas de tinta, calidad y tipos de soporte en los que se realice la impresión. 

Cuando se habla de un formato de impresión a gran escala también se debe tener en cuenta un sistema avanzado que permita realizarla sobre sustratos rígidos y/o flexibles. Deimprenta cuenta con los profesionales y los equipos adecuados para responder a las exigencias que conlleva una impresión a gran formato, garantizando la calidad y el éxito del diseño.

¿Cómo funciona la impresión de gran formato?

Cuando se habla de impresión de gran formato, se hace referencia a trabajar con altas resoluciones que permitan que el diseño se pueda apreciar lo más impecable posible, de forma que el mensaje o la imagen plasmada se aprecie correctamente en grandes dimensiones.

Las impresiones en gran formato no pueden ser impresas en cualquier superficie, siempre se recomienda usar materiales que soporten el tipo de diseño y de impresión. Por ejemplo en Deimprenta este tipo de impresiones se realizan en materiales como el vinilo, lonas, cartulinas, expositores u otros materiales resistentes. 

Los productos publicitarios, como las vallas, se imprimen en un tipo de impresión a gran escala. Otros formatos pueden ser los mapas, los banners, carteles, banderas, pendones, roll up, estands, escenarios, etc. Todos ellos suelen ser utilizados en espacios grandes con mucha vistosidad. 

¿Qué caracteriza a las impresiones a gran escala?

Una buena resolución marcará el éxito de las impresiones de gran formato, ya que de esta forma la imagen o el texto a imprimir se apreciarán de manera perfecta, sin errores de color o de forma. Además, se recomienda que la imagen esté vectorizada para que al agrandar su tamaño su forma no se distorsione. Pero hay otros aspectos a tener en cuenta. Para empezar, es importante definir una buena tipografía y gran tamaño de letra, que sea legible a gran distancia y que se sobreponga sobre un tono de fondo que la diferencie. 

Por otro lado, si se quiere que la imagen sea de gran calidad y con buena resolución, hay que tener en cuenta que el color puede variar del monitor a la impresión, por eso es importante definir la escala cromática. Además, como una buena estrategia de marketing, siempre se debe diseñar un mensaje claro y conciso.

Por último, aunque existen diferentes materiales que pueden utilizarse al momento de realizar una impresión de gran formato, los más utilizados son el vinilo y la lona, ya que estos no se mojan y son resistentes al paso del tiempo.

A la hora de realizar una impresión a gran escala es importante definir la resolución, el diseño y el material. Todo ello tendrá una repercusión directa en el efecto de la campaña. Por este motivo, es imprescindible contar con expertos como Deimprenta, que pueden ayudar a tener una idea más clara de cómo tener un buen diseño que se pueda imprimir en gran formato y que sea totalmente exitoso.

Ir a la fuente
Author: Redacción

Powered by WPeMatico