La costura, uno de los hobbies más en alza de los últimos tiempos

costuraTK Home Solutions muestra como mejora la calidad de vida y la salud gracias a su práctica

En los últimos años y gracias en gran medida a la pandemia, cada vez más personas sienten interés por hobbies y entretenimientos olvidados como la cerámica, pintura, restauración de muebles, jardinería y por supuesto, la costura. Han aumentado las ganas de aprender y entretenerse con actividades que ya estaban prácticamente olvidadas por todos y que han hecho que la ansiedad por la incertidumbre vivida descienda, centrándose en nuevas alternativas de ocio. Y es que, según datos que maneja TK Home Solutions, la compañía líder en salvaescaleras para el hogar, la costura es uno de los hobbies más en alza, la demanda de máquinas de coser ha aumentado más de un 50% en los últimos años.

La costura no es solo una actividad recomendable como ocio, si no que debería ser tratado como un ejercicio para la salud, especialmente para la gente mayor, ya que está demostrado que con su práctica se mejoran múltiples aspectos de la vida aportando beneficios al cuerpo y a la mente. Unas de las técnicas más conocidas son el punto y el ganchillo, pero el hecho de coser y confeccionar una prenda ya sirve. Estas ayudan a combinar creatividad, organización, paciencia y movimiento. La costura también contribuye de forma positiva a la salud mental debido a que calma el estrés y potencia la autoestima, el autocontrol y la confianza en uno mismo. Y, aunque hay factores físicos como la visión deficiente, los temblores o la artrosis, que pueden dificultar su práctica o aumentar los tiempos de realización, por lo general, los mayores disfrutan mucho con ella porque es algo que les resulta muy familiar y les trae gratos recuerdos. Por ello, los expertos de TK Home Solutions muestran como la costura mejora la calidad de vida y la salud de capacidades físicas, mentales y emocionales:

  1. Capacidades físicas

Motricidad fina

Mejora la coordinación de músculos, huesos y nervios para producir movimientos pequeños y precisos. Es muy importante hacer todo lo posible por conservarla. Cuando se pierde el control de la motricidad fina, como les pasa a las personas con Parkinson, se suele tener dificultad para hablar, comer y escribir.

Fuerza y agilidad en los dedos

Ayuda a ejercitar todos los dedos de las manos, lo cual viene muy bien a la hora de realizar multitud de actividades del día a día, sobre todo, fortalece y agiliza las pinzas formadas por los dedos índice y pulgar que tanto se utilizan para coger, sujetar, marcar teclas o levantar objetos.

Coordinación entre los ojos y las manos

Para llevar a cabo trabajos de costura, es necesario usar mucho las manos al mismo tiempo que los ojos. Esto hace que la sincronización entre ambas partes se ejercite notablemente resultando de gran utilidad para el desempeño de otras actividades similares.

Prevención y reducción de enfermedades, como la artrosis

Ayuda a prevenir la falta de movimiento en las manos que va asociada a la artrosis, enfermedad reumática ligada al envejecimiento, que provoca grandes molestias y dificultades, en el día a día de las personas mayores que la padecen.

  1. Capacidades mentales

Activa el cerebro

Mejora la concentración, la memoria, la atención, el cálculo, la percepción espacial y las funciones ejecutivas. Contribuye a mantener el cerebro más joven debido a que la concentración y la actividad mental activan las neuronas.

Despierta la memoria

En caso de haber realizado labores de costura, en otras épocas de la vida, la memoria se despierta. Esto sucede porque, al tratarse de una actividad que se ha realizado con anterioridad puede traer de nuevo recuerdos agradables y satisfactorios. Esto hace que se refresque la actividad del cerebro reduciendo la posibilidad de pérdidas cognitivas.

Activa la memoria táctil

La función de ésta es recoger información sobre el contacto de una persona con todos los elementos que le rodean: aspereza, suavidad, rugosidad…y sobre las mezclas hechas con ellos que pueden hacer surgir sensaciones como seguridad, comodidad o placer.

Estimula la creatividad

La costura da pie a una amplia gama de posibilidades en cada una de las labores que se pueden realizar. Esto influye de forma positiva en las personas mayores a la hora de tener nuevas ideas y emprender nuevos proyectos.

Aumenta la fuerza de voluntad

La costura, de una forma sana “engancha”, y día a día siempre se quiere hacer más y mejor, elaborando prendas más bonitas y aprendiendo nuevas técnicas. Incluso cuando la persona se equivoca es beneficiosa porque tiene que deshacer el trabajo realizado y volver a empezar, lo cual va a reforzar notablemente su fuerza de voluntad.

Pone en marcha la propiocepción

La propiocepción es la capacidad que tiene el cerebro de saber la posición exacta de las partes del cuerpo. Viene muy bien, por ejemplo, en una caída, a la hora de interpretar si es necesario reaccionar de manera inmediata activando algunos músculos para evitar lesiones.

  1. Capacidades emocionales

Fomenta la comunicación

Cuando un mayor se une a una clase de costura, conoce a personas nuevas, fomenta su sociabilidad, y se siente parte de un grupo, lo que también mejora su estado de ánimo.

Ayuda a controlar las emociones

Relaja, produce sensación de bienestar, disminuye la ansiedad y el estrés, a la vez que permite la expresión de emociones positivas.

Propicia el trabajo en equipo

En ocasiones las labores de costura de unos se unen a las de otros para formar piezas más grandes. Es una forma divertida de aprovechar el tiempo libre y de poder compartirlo con otras personas.

Fortalece la autoestima

Hace mucho más sólida la confianza en uno mismo, aumentando la satisfacción y la plenitud.

Incrementa la sensación de felicidad

Las personas mayores que realizan labores relacionadas con la costura se sienten más felices porque sus cerebros liberan endorfinas, que son conocidas como las hormonas de la felicidad.

Alivia el dolor y la tristeza

El dolor suele formar parte de la vida de muchas personas mayores, bien porque han perdido a seres queridos o porque hay muchas cosas que les hacían felices y que ya no pueden hacer. Realizar labores de costura puede ayudar a reducirlo.

Mejora la relación con familiares y amigos

El hecho de que la costura ayuda a las personas mayores a ser más despiertas, activas, alegres y sociables repercute directamente en sus relaciones con familiares y amigos. Además, dispondrán siempre de un regalo para ellos hecho personalmente.

Leandro Palomo, responsable de Salud y Seguridad de TK Home Solutions ha comentado: «La costura es uno de los hobbies más en alza de los últimos tiempos, cada vez está más de moda. Desde TK Home Solutions, animamos a todos a realizar labores de costura, sobre todo a nuestros mayores, ya que verán cómo su calidad de vida mejora y se encuentran mejor. Eso sí, hay que tener siempre en cuenta las capacidades que tiene cada uno, su estado físico, sus habilidades manuales, visión y su nivel cognitivo para adaptar el grado de dificultad de la actividad para poder disfrutar en todo momento”.

Acerca TK Home Solutions:

TK Home Solutions, es uno de los principales fabricantes de plataformas y sillas salvaescaleras, así como elevadores para viviendas. TK Home Solutions conceptualiza, diseña e implementa soluciones individuales a medida para los clientes. La empresa forma parte de TK Elevator, una de las compañías de elevación líderes del mundo. Con más de 50.000 empleados cualificados, la compañía ofrece productos innovadores y energéticamente eficientes, diseñados para satisfacer las necesidades individuales de cada cliente. Su catálogo incluye ascensores y montacargas, escaleras mecánicas y rampas móviles, pasarelas de embarque de pasajeros, sillas y plataformas salvaescaleras, así como soluciones a medida para todos los productos. Más de 1.000 ubicaciones en todo el mundo ofrecen una extensa red de ventas y servicios para garantizar la proximidad a los clientes.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico